dilluns, 30 de juny de 2008

Oferim liquiditat...


Durant la campanya electoral de les eleccions a les Corts i Senat espanyols es van realitzar dues promeses i xecs-servei: l'anomenat xec nadó i els tan comentats 400 euros per als que ens retenen l'IRPF. Aquesta crida a la liquiditat no s'atura aquí, la setmana passada va venir un nou xec, l'anomenat plan VIVE (vehículo innovador-vehículo ecológico), per a beneficiar-nos d'ell hem de finançar la compra del nou vehicle mitjançant una entitat bancària, és a dir, no ens podem beneficiar si durant els darrers 8 anys hem estat estalviant per aquesta compra, per tant, aquesta Pla vol el que es diu en la nota de premsa (reduïr la contaminació i renovar el parc automobilístic) o vol dinamitzar el consum mitjançant les entitats financeres i l'eina creditícia?

De nou, no es vol el consumidor racional (que a mig-llarg termini estalvia per a una compra racional) sinó el consumidor irracional (que realitza la despesa mitjançant emocions i realitza càlculs de consum a curt termini). De nou, és això una política econòmica que potenciï la igualtat i equitat social? És això una política econòmica dirigida al ciutadà o dirigida a dinamitzar les entitats financeres (actualment malmeses amb la crisi de les activitats immobiliàries)?

"Contenido del Plan VIVE

El plan facilitará financiación ajena, en condiciones preferenciales, a quienes adquieran un turismo nuevo, sean personas físicas, autónomos o PYMES. Hay dos requisitos para beneficiarse del Plan VIVE: que el receptor de la ayuda entregue y achatarre otro turismo de su propiedad con más de 15 años de antigüedad, y que el nuevo vehículo adquirido cumpla una de las dos condiciones siguientes:

Que sus emisiones de CO2 no sean superiores a 120 g/Km (Vehículo Ecológico).

O que sus emisiones de CO2 no sean superiores a 140 g/Km y además incorporen sistemas de control electrónico de estabilidad y detectores presenciales en plazas delanteras (Vehículo Innovador).

El Programa se articulará en colaboración con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que actuará como intermediario financiero encargado de gestionar los fondos cedidos por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Los préstamos serán reembolsados por los beneficiarios a las entidades financieras de forma que los primeros 5.000 euros del préstamo se concederán al 0% de interés y el resto a un tipo máximo de Euribor más 250 puntos básicos. Para un vehículo de un precio de 13.000 euros, y con el Euribor a los niveles actuales, el tipo de interés que se aplicará al préstamo, será del 4,9 % como máximo.
El nuevo coche adquirido no podrá tener un precio superior a los 20.000 euros. El valor del préstamo será del 100 % del coste, incluyendo el IVA y el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) y excluyendo los impuestos ligados a la matriculación del vehículo.
La periodicidad de la amortización será la que se establezca entre el beneficiario y la entidad de crédito y el plazo máximo de cinco años, pudiéndose realizar en cualquier momento amortizaciones anticipadas de la totalidad o parte de la cantidad adeudada sin penalización alguna."( nota de premsa Ministerio Industria)